Blog

Aporte ciudadano frente a la cultura metro

Foto: http://www.eltiempo.com

Soy usuario permanente del Metro, he sido un beneficiado de este medio masivo de transporte público, ya que me permite llegar a diferentes lugares del área metropolitana en un tiempo muy corto, lo que optimiza mi actividad profesional y laboral de abogado.

Me ha parecido muy novedoso e importante el concepto que dicho medio propone y desarrollan y que se denomina “Cultura Metro”, de verdad que ha sido una excelente propuesta para tratar de educar y sensibilizar a los usuarios frente al concepto de vida en comunidad y convivencia pacífica.

Hemos visto como el desarrollo urbanístico de nuestra área metropolitana ha sido constante y que no decir del aumento de vehículos y motos en las vías públicas lo que ha hecho que el uso del metro se vuelva una necesidad como medio de transporte publico ideal e idóneo.

Con preocupación he vivido sobre todo en horas pico problemas de congestión como usuario del metro, ya que a veces es prácticamente imposible lograr un transporte cómodo y seguro, en tanto los “tumultos” que se forman antes, durante y después del ingreso a los vagones, generan toda clase de incomodidades y facilita posibles conductas delictivas y generan problemas de seguridad de los usuarios, lo que lleva afortunadamente en pocas ocasiones a que los mismos se agredan tratando de imponer sus razones con la fuerza.

Considero muy respetuosamente, que el tema cultura metro no se puede manejar únicamente bajo el auto – control del ciudadano , es necesario y así lo establece ciencias sociales como la sociología jurídica, de que la cultura solo no funciona, esta se relaciona con el derecho, con la norma, y con el control de la autoridad competente para hacer cumplir la norma, ya que cultura y norma están íntimamente relacionados, el derecho hace parte del sistema social encargándose de la ordenación del mismo, el derecho provoca una acción positiva de protección y de fomento de la cultura provocando condiciones idóneas para su desarrollo y difusión, pensamos entonces que al concepto CULTURA METRO se le debe adicionar el concepto del derecho, de la norma, del control, de no se genera el caos, pues se recurre a la violencia física como manera de imponer el más fuerte sobre el más débil sus razones, así se ha dado la temática en la historia de la humanidad cuando el ser humano no encuentra normas de control a sus conductas, recurre a la violencia es un tema antropológico.

Si nos basamos en el derecho y la norma, en un estado Social de Derecho como el nuestro, el Metro es un medio de transporte publico de pasajeros, se encuentre regulado por la norma cual es el código nacional de tránsito y son los funcionarios competentes de la secretaria de la movilidad y/o de la Policía de transito los facultados para ejercer los controles preventivos, detectives y correctivos del usuario en el uso que este haga de dicho medio, no se puede ignorar que es muy importante tener orientadores pedagógicos como los tiene el sistema en algunas estaciones para sugerir normas de conducta en el uso de dicho medio tales como el ingreso y la salida de los vagones, mas sin embargo, respetuosamente consideramos que en las estaciones del metro debe estar presentes los guardas de tránsito o la policía de tránsito, en tanto el metro es un vehículo de acuerdo a la definición del código de tránsito, destinado al transporte público masivo de pasajeros, por lo tanto son dichas autoridades las competentes legalmente para regulando el ingreso y el uso del sistema por medio de los ciudadanos en calidad de pasajeros, por ejemplo obligando al usuario a hacer filas de ingreso y salida, sancionando con comparendos pedagógicos aquellos usuarios que no respeten las normas mínimas de cultura y convivencia ciudadana y del uso de un medio de transporte masivo como lo es el metro, asunto que se podría complementar con cursos pedagógicos de cultura ciudadana como sanción a esos comparendos pedagógicos, recordemos que el código nacional de tránsito regula a los peatones y permite sanciones pedagógicas y en ultimas económicas, reiteramos, nosotros los usuarios del metro somos ciudadanos objeto de las normas de tránsito dentro de un estado de Derecho como el nuestro..

Comedidamente dejo su consideración nuestro humilde aporte ciudadano, seguimos estando muy satisfechos con el servicio que ustedes prestan, pero como toda actividad es posible mejorarla, más aun cuando está de por medio la seguridad del usuario y su comodidad, respetuosamente considero que no se soluciona el asunto poniendo a circular más vagones o mejorando las secuencias de tiempos en las horas pico, el problema no es de forma, es de fondo, ya que cultura sin norma y sin control y sin pedagogía no funcionan.
Cordialmente,

Álvaro José Rodríguez Maya.
Abogado – Docente Universitario.
Socio Colegas.

Visto 536 veces
Valora este artículo
(1 Voto)

Enlaces de interés

Congreso Internacional Sistema Acusatorio