Blog

Colegiatura y tribunal de ética para abogados

La Crónica del Quindío

Opinión/ 11 de diciembre de 2016

Por Ernesto Amezquita

Convocados por la Asociación.

Colombiana de facultades de derecho Acofade, en el marco del IX Congreso de Decanos, celebrado el pasado 2 de diciembre del presente año, en la ciudad de Cartagena; además de estudiar múltiples innovaciones en el campo del estudio del derecho, se firmó con las organizaciones gremiales de abogados asistentes, el acta de fundación de la colegiatura nacional de abogados y de un tribunal de ética que auto discipline a quienes ejercemos esta noble y digna profesión, a la cual considero como en vía de extinción, si no se toman en su favor urgentes determinaciones.

Entre otras cosas propusimos como voceros del colegio de Juristas del Quindío:

*1*- Detener el creciente proceso de pauperización del abogado, derivado en gran parte de la des judicialización de muchas conductas, que han transferido a entidades de derecho privado y que se encuentra en total abandono y estigmatización por parte del estado y diversos sectores sociales, que menosprecian a esta antigua profesión.

*2*- Tomar conciencia que dignificar la justicia es dignificar la abogacía, pues sin abogados no hay justicia.

*3*- Fortalecer la unidad y la colegiación, entre otras cosas, pasando la competencia funcional de los defensores públicos a la colegiatura, con los correspondientes recursos humanos y económicos.

*4*- Seguridad social y jurídica para el abogado.

*5*- Que todo documento a registrar a nivel notarial, ministerial, súper intendencias, altas oficinas del estado, en el plano Nacional, departamental y municipal requieran del visado de Abogado.

*6*- Traslado de los procesos disciplinarios del Consejo superior de la Judicatura al Tribunal de ética de la colegiatura. Igual que sucede con los médicos, arquitectos, contadores, economistas entre otros, o con los fisioterapeutas que, con todo derecho, acaban de crear su propio colegio profesional.

*7*- Actualización, filtros para ejercer y revisión permanente de los conocimientos de quienes ejerzan esta actividad profesional.

*8*- Revivir la comisión para la vigilancia judicial que existió en la década de los 80 con participación de las asociaciones de Abogados desde la procuraduría general de la nación.

*9*- Inclusión de la cátedra de la paz y de cero tolerancia a la corrupción, en todos los programas de derecho que ameritan también actualización de sus currículos y para todas las carreras profesionales y técnicas en el País.

Nuestro futuro profesional depende únicamente de nuestra férrea unidad y del sentido de pertenencia hacia ella.

Sigo creyendo que en el abogado es mil veces más importante la rectitud y humildad de su comportamiento, que el tesoro de los conocimientos.

Tengan todos una Feliz navidad y un muy próspero y venturoso año nuevo.

Visto 979 veces
Valora este artículo
(1 Voto)

Enlaces de interés

Congreso Internacional Sistema Acusatorio